Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
INTELECTUALES PIDEN CAMBIOS EN LA POLÍTICA HACIA CUBA
22 de enero de 2004
Fuente: La Nación (Buenos Aires, Argentina)

Argentina - 22/01/2004 - La Nación - Pag.1
 
Quieren que el Gobierno reconozca a los disidentes
Un grupo de cinco intelectuales pidió al Gobierno un cambio en su política hacia Cuba, al reclamar que la embajada argentina en La Habana invite a los disidentes de ese país a las recepciones oficiales y emita gestos concretos de reconocimiento político.
Los escritores Marcos Aguinis, Fernando Ruiz, María Sáenz Quesada, Juan José Sebreli y Sylvina Walger enviaron al canciller Rafael Bielsa una carta, en la que condenan "la única dictadura remanente de América latina". La iniciativa busca imitar el movimiento que llevan adelante varios intelectuales y artistas europeos, como José Saramago, Joan Manuel Serrat y Pedro Almodóvar. Luego de los últimos encarcelamientos y fusilamientos de opositores a Fidel Castro, las embajadas europeas en La Habana tomaron por política invitar a los disidentes a sus celebraciones oficiales.
La carta de los intelectuales argentinos acompañó otra del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), qué recomienda a Bielsa, entre otras cosas, la remoción del embajador argentino en La Habana, Raúl Taleb, por entender que no está "a la altura" de la misión que le encomendó el gobierno de Néstor Kirchner. Las críticas a Taleb -compartidas por al menos tres de los pensadores antes mencionados- se basan en declaraciones que LA Nacion publicó el domingo último, en las que el embajador dice que en Cuba "no se violan los derechos humanos más que en otros países". Anoche, Taleb explicó a este diario que no invita a los disidentes a la embajada "porque no representan al pueblo de Cuba".

Una carta para Bielsa
El escritor fue uno de los cincofirmantes de la carta que pide que las embajadas latinoamericanas "se abran a todo el pueblo cubano".
"Resulta vergonzoso que los argentinos, que recordamos las' violaciones de los derechos humanos cometidas por la dictadura, no nos expresemos con la debida energía en este tema'; dijo Aguinis.

PIDEN UN CAMBIO EN LA POLÍTICA HACIA CUBA

(Nota de tapa: Intelectuales piden cambios en la política hacia Cuba)
 
Otro cuestionamiento a la relación entre los gobiernos de Néstor Kirchner y de Fidel Castro: Cinco intelectuales reclamaron que la embajada en La Habana invite a los disidentes; quieren sumarse a la postura de Europa

Aguinis, Ruiz, Sáenz Quesada, Sebreli y Walger le mandaron una carta a Bielsa
Condenaron "la única dictadura remanente" en la región
Críticas a Taleb

Cuando todavía no se acalló la polémica por las críticas norteamericanas a la política argentina hacia Cuba, un grupo de intelectuales pidió al Gobierno un cambio en su relación con las autoridades de La Habana.

En concreto, pidieron que instruya a la embajada de nuestro país en la isla para que reciba a los disidentes del gobierno de Fidel Castro. Y cuestionaron la gestión del embajador Raúl Taleb.

Marcos Aguinis, Fernando Ruiz, María Sáenz Quesada, Juan José Sebreli y Sylvina Walger -los cinco firmantes de la carta enviada al canciller Rafael Bielsa- condenaron lo que llamaron "la única dictadura remanente de América latina y donde en forma más visible se desprecian los valores de la libertad".

Los cinco escritores pretenden de esta forma sumarse a un movimiento en reclamo de la apertura democrática para Cuba que se ha extendido principalmente por varios países de Europa.

Desde marzo del año último -cuando el gobierno cubano encarceló y ordenó el fusilamiento de varios disidentes- destacadas personalidades, como Pedro Almodóvar, José Saramago, Rosa Montero, y la organización Reporteros sin Fronteras han denunciado públicamente violaciones de los derechos humanos por parte del gobierno castrista.

A partir de aquellos hechos, varios gobiernos europeos decidieron invitar a representantes de la oposición cubana a las recepciones oficiales que brindan en sus embajadas.

"Es hora de que nuestros gobiernos [en referencia a los de la región] instruyan a sus embajadas en Cuba para que se abran a todo el pueblo cubano, tanto en sus actividades culturales como en sus recepciones oficiales", dijeron los intelectuales argentinos en su "carta de reconocimiento al movimiento cívico cubano".

Consultado por LA NACION, Aguinis comparó el sistema político cubano con el stalinismo, y afirmó: "Resulta vergonzoso que los argentinos, que recordamos las violaciones de los derechos humanos cometidas por la dictadura, no nos expresemos con la debida energía para defender los derechos humanos en otras partes. Esto es contradictorio y aberrante".

Walger contó que la idea fue juntar a intelectuales que mantengan "equidistancia" respecto de las posiciones más extremistas en favor y en contra de Fidel Castro y confesó que la tarea no fue sencilla, porque "hay mucha gente que no quiere decir lo que piensa". Luego de recordar su apoyo inicial a la revolución cubana, se quejó porque sectores del progresismo argentino -en el que ella se enrola- no se animan a condenar las violaciones de los derechos humanos en Cuba "por miedo a quedar pegados a Bush".

"A la gente de izquierda no le importa el pueblo cubano, le importa Fidel. Se apoya o no se apoya a Fidel. Y arreglan todo diciendo que "son todos de la CIA"", señaló.

Walger sostuvo que la Argentina debería condenar a Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se realizará en abril, en Ginebra. Pero aclaró que también se debe condenar el embargo.

La Cancillería informó, por medio de sus voceros, que no responderá la carta y que "el canciller dará instrucciones al embajador [sobre las invitaciones a los disidentes] en su momento".

Origen de la iniciativa
La iniciativa de presentar este reclamo surgió del Centro para la Apertura y el Desarrollo de América Latina (Cadal), una organización no gubernamental y apartidaria que estudia la política de la región y promueve los principios de la democracia liberal. "Buscamos escritores y periodistas que son críticos con todas las dictaduras y que se preocupan por la gente que no puede ejercer el derecho a la libertad de expresión", señaló el director de Cadal, Gabriel Salvia.

Junto con el documento de los intelectuales, la ONG envió a Bielsa una carta en la que le solicita que responda a un pedido formulado el 3 de septiembre último para que la embajada argentina invite a los disidentes. También requiere su opinión respecto de "las sentencias de la justicia de Cuba en los procesos sumarísimos contra opositores pacíficos".

Por último, la carta de Salvia recomienda la remoción de Taleb y su remplazo "por un funcionario de carrera que esté a la altura de la difícil tarea diplomática que implica representar a la Argentina en Cuba".

Las críticas a Taleb están basadas en declaraciones suyas que LA NACION publicó el domingo, en las que, entre otras cosas, dijo que "en Cuba no se violan los derechos humanos, o por lo menos no más ni menos que en otros países del mundo", y que no recibió a los disidentes cubanos porque no le habían pedido una entrevista.

Consultados por LA NACION, Aguinis, Walger y Ruiz cuestionaron a Taleb por considerar que "tiene poco nivel político y diplomático".

Le cuestionaron que hubiera descalificado al disidente Oswaldo Payá -que "recibió el Premio a los Derechos Humanos que otorga la Unión Europea y fue nominado para el Premio Nobel de la Paz en 2003", destaca la carta de Salvia- y que, en cambio, considere a la gente con que se cruza en la calle y a los empleados de la embajada como disidentes con los que puede mantener diálogo.

"Lo de Taleb me pareció un poco cínico. Se sabe que el personal de la embajada no es confiable porque lo contrata el Estado cubano", opinó Ruiz, que estuvo detenido en Cuba en 2003.