Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Internet
INFORME SOBRE LA LIBERTAD DE PRENSA EN LATINOAMÉRICA, DURANTE DICIEMBRE DE 2003
5 de febrero de 2004
Fuente: Los Andes On Line (Mendoza, Argentina)

Por Alexander M. Güvenel - CADAL

Acompañando el tenso clima político reinante, la prensa en Haití está atravesando un momento muy difícil; más de una docena de medios de comunicación han sido cerrados, o fueron víctimas de violencia y actos de intimidación durante el transcurso del mes de diciembre. Dirigentes políticos vinculados con Jean-Bertrand Aristide han realizado permanentes llamados a la violencia contra todo lo que parezca opositor, lo cual incluye también a la prensa.

En Colombia la violencia sobre un hombre del periodismo no tuvo que ver en este caso con el accionar de guerrilleros y paramilitares. El 18 de diciembre de 2003, William Soto Cheng, del canal local de televisión Telemar, fue asesinado en las calles de Buenaventura, un puerto situado en la costa pacífica. De 46 años de edad, al periodista lo mataron dos hombres que circulaban en moto ultimándolo a quemarropa. Si bien el móvil del crimen aún no se conoce, es probable que las temáticas que solía abordar en su programa "Litoral Pacífico", donde denunciaba frecuentemente las presuntas irregularidades cometidas por algunos funcionarios y personalidades de la región, estén relacionadas con su asesinato.

En la mayor cárcel de periodistas del mundo, Cuba, Alida Viso Bello, esposa de Ricardo González Alfonso, informó que el 24 de diciembre su marido había finalizado la huelga de hambre en la cual reclamaba por la mejora en sus condiciones de detención. Por otra parte el pasado 31 de diciembre, el periodista Víctor Rolando Arroyo Carmona fue violentamente golpeado por tres guardianes, por protestar contra su traslado y condiciones de detención.

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) de Venezuela aplicó una multa de USD 360.750 a la televisora Globovisión e incautó de manera definitiva cuatro equipos de microondas, por presunto uso ilegal de la frecuencia por parte de la estación. Este canal de noticias que transmite información las 24 horas del día ha tenido una posición claramente opositora contra el gobierno de Hugo Chávez. Con la medida de incautación definitiva de los equipos, se reduce la capacidad del medio de realizar transmisiones en vivo y en directo fuera de los estudios.

En Chile, una comisión de la Cámara de Diputados aprobó los proyectos de ley que eliminan el delito de desacato y protegen la vida privada de las personas. La Comisión de Constitución y Justicia de la Cámara de Diputados determinó el 2 de diciembre, después de reiterados retrasos y críticas, el proyecto de ley presentado por el gobierno, y en el cual se deroga la figura de desacato que implicaba sanciones legales para quienes criticaran a funcionarios públicos de alto rango.

El 10 de diciembre de 2003, Sharon Stevenson, corresponsal en Perú del canal CNN, del semanario Newsweek y de la radio Voice of America, fue encontrada caída e inconsciente cerca de su vehículo, en un barrio popular de la capital peruana. Tenía señales de estrangulamiento y múltiples contusiones en el cuerpo, entre ellas un golpe particularmente fuerte en la cabeza, probablemente responsable de su amnesia parcial. La periodista salió de su domicilio a primeras horas de la tarde, para dirigirse a una cita con Romel Pinedo, un informador colombiano que iba a proporcionarle la prueba del uso de un agente biológico en las operaciones de erradicación del cultivo de coca efectuadas por el gobierno. Queda constancia también que el 8 de diciembre, dos días antes de la agresión, la periodista intervino en un programa de radio local, en el que confirmó la infiltración de miembros de la guerrilla colombiana de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) en territorio peruano. Desde hacía varios años venía denunciando la falta de vigilancia, por parte de las autoridades peruanas encargadas de vigilar la fronteras entre Perú y Colombia. Ambas investigaciones de la periodista parecen haberla puesto en el ojo de la tormenta en lo que a temas controversiales se trata.

FUENTES: Cadal, IFEX, Knight Center for Journalism in the Americas