Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
DEUDA Y DERECHOS HUMANOS, EN LA FUTURA VISITA DEL CANCILLER CUBANO
12 de febrero de 2004
Fuente: Diario Clarín (Buenos Aires, Argentina)

EL SIGUIENTE PASO EN LA RECOMPOSICION DE RELACIONES BILATERALES: Se supo que Pérez Roque vendrá a fin de mes a Buenos Aires para tratar con el canciller Bielsa una amplia agenda diplomática. Podría definirse entonces cuándo hará Kirchner su postergado viaje a la isla.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Felipe Pérez Roque, estará en Buenos Aires la noche del próximo 24 de febrero. Durante su estadía, que se extenderá sólo al 25, mantendrá una reunión a solas con el canciller Rafael Bielsa, con quien tiene una movida agenda de temas pendientes en la relación cubano argentina.
Entre éstos figura la posición que adoptará la Argentina en el voto hacia Cuba en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, que se reunirá en abril, y el viaje del presidente Néstor Kirchner a la isla, planeado, pero pospuesto. EE.UU. presionó fuertemente para que Argentina vote un pedido de investigar violaciones del gobierno de Fidel Castro. Pero Buenos Aires ha ratificado que se abstendrá.
Ex secretario privado de Castro, el canciller cubano es una de las figuras que se barajan entre los posibles candidatos a suceder al presidente cubano. Su viaje aquí comenzó a cocinarse en la visita que hizo al país el propio Castro, cuando Kirchner asumió en mayo de 2003. Y terminó de ajustarse en el viaje que hizo Bielsa a La Habana, en octubre pasado.
Uno de los temas que seguramente tratarán Bielsa y Pérez Roque será el caso de la neurocirujana cubana Hilda Molina Morejón, cuyo hijo, el médico Roberto Quiñones Molina -un cubano que reside en Buenos Aires- quiere traerla a Argentina. Bielsa prometió traerla.
El gran punto del encuentro será la deuda impaga que Cuba mantiene con la Argentina desde 1974, y que traba el tibio, pero creciente y activo intercambio comercial entre los dos países. A julio de 2003, Cuba le debía a Argentina U$S 1.967 millones, sumados el capital y los intereses.
El año pasado, Argentina le vendió a la isla productos por apenas US$ 23 millones.
Las razones de este déficit se deben por un lado a la crisis, y por el otro, a la trabas acarreadas por la deuda, manifestó el licenciado Gabriel Hourmilougue, de la Subsecretaría de Integración Económica Americana de la Cancillería. Según explicó Hourmilougue existe un acuerdo de créditos mutuos entre los bancos centrales de los dos países por el cual el BCRA retiene los dólares que el importador argentino paga por las exportaciones cubanas. El comercio actual se produce en gran parte por la triangulación.
Argentina busca recapitalizar la deuda, mientras que La Habana, imitando la propuesta de Buenos Aires al FMI, ofreció una quita, que no fue aceptada aquí. Los cubanos también proponen cambiar productos por deuda.
En junio de 2003, Cuba y Argentina firmaron el Acuerdo de Complementación Económica 45, que es -dijo Hourmilougue- un verdadero "hecho histórico", por el cual ambas partes aceptaron todas las ofertas de sus exportaciones.
Desde entonces, empresarios de ambos países han emprendido misiones comerciales que se han se han materializado en compras cubanas de trigo, porotos y bovinos argentinos.


Natasha Niebieskikwiat

=========================================

Bielsa acercó posiciones con sus críticos

Fernando Ruiz, Juan José Sebrelli, María Sáenz Quesada, Rafael Bielsa, Marcos Aguinis y el Director General de CADAL, Gabriel Salvia.El canciller Rafael Bielsa recibió ayer a un grupo de cinco intelectuales que se oponen al gobierno de Fidel Castro, y que, a través de una carta pública, le reclamaron que el Gobierno reclame en la próxima reunión de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas que Cuba permita ingresar a veedores, y que la Embajada argentina en La Habana reciba a los disidentes cubanos.
Estuvieron en la reunión, Marcos Aguinis, María Sáenz Quesada, Juan José Sebrelli y Fernando Ruiz, además de Gabriel Salvia, director de Cadal, un centro de estudios a través del cual el grupo envió su carta a Bielsa.
Según Aguinis, Bielsa ratificó el voto de abstención de la Argentina en la ONU. Y sugiriendo una estrategia de gradualidad y consistencia, el ministro manifestó que el nuevo embajador en La Habana, Raúl Taleb, recibirá a la disidencia, una vez que esté asentado en su cargo.
Durante el encuentro, el grupo le entregó al canciller los detalles de distintos casos de opositores al gobierno de Castro, muchos de ellos provenientes del ámbito cultural y académico, que luego fueron encarcelados, y acusados de ser agentes espías, al servicio del gobierno de los Estados Unidos.