Mapa del sitio  Seguinos en Facebook  Seguinos en Twitter  Seguinos en Instagram  Seguinos en Youtube  English version
Prensa / Diarios
SE HACE ALARDE DE AGREDIR EN LAS CALLES
22 de marzo de 2004
Fuente: Ambito Financiero (Buenos Aires, Argentina)

Los alrededor de 30 activistas comunistas que agredieron el viernes pasado al analista y sociólogo Juan José Sebrelli y a Roberto Alemann en la calle -este último camino a su oficinadieron un comunicado atribuyéndose con orgullo haber volteado en grupo al economista y haberlo golpeado mientras estaba caído. A Sebrelli le pegaron con un huevo. No tuvo, consecuencias graves sólo porque los salvó a ambos la Policía. El Movimiento Antiimperialista y por la Paz (MAP) es una de las tantas entidades en que se disfraza el marxismo stalinista intemperante en la Argentina.

Dio el MAP un comunicado de la cobarde agresión y además agregó que "participaron otra media docena de organizaciones activas y el sindicato ATE (de Trabajadores del Estado), que tiene como cabeza al gremialista Víctor de Gennaro". Además, un dirigente -lo cual torna más grave el delito- habló por radio justificando el ataque a Alemann y diciendo que asumirían su responsabilidad "pero consideraba justa la agresión en la calle".

En este apogeo de la impunidad para la izquierda criolla en las calles si alguien hablara de golpe de Estado le aplicarían la Ley de Defensa de la Democracia, pero el piqueduro de extrema izquierda Raúl Castells puede decir sin sanción ni preocupación alguna de nadie que "tomaremos por las armas la Casa de Gobierno". Anteriores atacantes de Alemann en la vía pública (fotos) y uno que cachiporreó de atrás a un taxista, le pateó el auto a una mujer con un grupo que sangró, además, a un conductor en la avenida 9 de Julio, nunca fueron detenidos (con barba foto derecha, agresor del taxista) pese a fotos y filmaciones nítidas. Además, la Policía dejó de buscarlos.

El único gesto de preocupación del gobierno, aunque mínimo, fue que Roberto Lavagna; el ministro del Interior, Aníbal Fernández; y Alberto Dumont; secretario de Industria del gobierno, llamaron al renombrado economista para interiorizarse por su estado.

Aparte de la agresión de 30 violentos a un hombre mayor de 80 años circulando solo, su presencia en el lugar también era delictiva: fueron a impedir y golpear, y tirar elementos a participantes y a quienes concurrieran a escucharlos en un "apart rent". Dialogaban sobre pedir la libertad de cubanos disidentes políticos encarcelados hace un año por la dictadura de Fidel Castro los librepensadores no ideologizados Marcos Aguinis, María Sáenz Quesada, el golpeado Juan José Sebrelli, Fernando Ruiz y el organizador del encuentro, Gabriel Salvia. Alemann sólo circulaba por el lugar rumbo a su oficina en la calle Juncal cuando recibió la agresión destinada sólo a los restantes originalmente.

Desde ya que va creciendo día a día en el país el enojo de la gente porque se está perdiendo -además de otras virtudes democráticas- el derecho de expresarse libremente, disentir y hasta circular como transeúnte o corno conductor por las calles. 0 sea que en esta etapa del gobierno de Kirchner surgen nuevas impunidades para atropellar derechos e imponer silencio a quienes opinan distinto.

Sin ningún incidente, por caso, pudo hablar durante 3 horas en la escalinata de la Facultad de Derecho Fidel Castro, y ahora quieren acallar y si fuera posible eliminar, como se hizo en la isla, a quien piense con otro enfoque no marxista. Lamentable lo que se está observando en el país.