Derechos Humanos y
Solidaridad Democrática Internacional

Comunicados

Defensa de la Libertad de Expresión Artística

06 - 09 - 21

Informes ante CIDH por situación de los artistas en Cuba

Tras las protestas del 11 de julio, CADAL y Freemuse han informado el 22 de julio que al menos 39 artistas han sido detenidos, 4 han sido sentenciados en juicios sumarios, 20 se encuentran en prisión domiciliaria y 3 en prisión preventiva. Posteriormente, el 25 de agosto, junto a Di.Verso, PEN Internacional y PEN America, CADAL presentó una actualización de los casos documentados con anterioridad.

Luis Manuel Otero Alcántara,  Randy Arteaga y Maykel Osorbo

El 22 de julio, CADAL y Freemuse presentaron ante la Relatoría de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) un informe sobre  la situación de los artistas cubanos tras las protestas del 11 de julio. El 25 de agosto, junto a Di.Verso, PEN Internacional y PEN America se presentó una actualización de los casos documentados con anterioridad, así como la denuncia de algunas tendencias utilizadas para restringir la libertad de expresión artística. 

Las organizaciones han documentado al menos 39 artistas detenidos, de los cuales 4 han sido sentenciados en primera instancia por desorden público en juicios sumarios. 

Al menos 20 artistas se encuentran hoy bajo prisión domiciliaria por investigaciones abiertas y 3 se encuentran con medidas cautelares de prisión preventiva, Luis Manuel Otero Alácntara, el rapero Randy Arteaga, y el performance y Youtuber Ernesto Pacheco, como resultado de su participación en las protestas. 

Algunas de las tendencias utilizados para restringir la libertad de expresión artística, que se denuncian en el informe, son: el uso de las prisión domiciliaria contra artistas considerados disidentes, el maltrato y la falta de garantías de los artistas detenidos, especialmente de quienes necesitan asistencia médica, una mayor represión en las provincias y el ensañamiento contra ciertos artistas, especialmente músicos raperos y afrodescendientes.

Al deterioro de la libertad de expresión artística tras las protestas debe sumarse la continua represión del gobierno cubano contra los miembros de los colectivos artísticos, Movimiento San Isidro y 27N. La mayoría de sus miembros se encuentran bajo vigilancia de las fuerzas de seguridad desde abril de este año, mientras que el rapero Maykel Osorbo y el artista visual Hamlet Lavastida se encuentran con medidas cautelares de prisión preventiva, en lo que constituye una clara acción de amedrentamiento.